¿POR QUÉ VIAJAR A ESTAMBUL?

En los países musulmanes, el bigote y el pelo son símbolo de masculinidad y elegancia, es por esto que muchos hombres cuyo bigote, barba o cabellera no es lo suficientemente prominente, han recurrido a injertos capilares.
En Turquía vienen trabajando desde hace muchos años sobre los problemas de calvicie y controlan a la perfección las técnicas y los métodos de trabajo consiguiendo los mejores resultados y siendo un país de referencia a nivel mundial en el ámbito de los injertos capilares.
Las razones para que Estambul se esté convirtiendo en un nuevo destino de turismo sanitario la encontramos en los excelentes resultados, en los años de experiencia trabajando con estas técnicas y en los precios que se ofrecen. Además, es una ciudad que turísticamente resulta muy atractiva para el visitante, tanto desde el punto de vista cultural como gastronómico y también para quienes deseen hacer compras.

Estambul se ha posicionado como el destino número uno a nivel mundial de pacientes que buscan un trasplante capilar. Se encuentra entre los 10 primeros destinos de turismo de salud del mundo. Según el Ministerio de Sanidad se realizan más de 300 cirugías de injerto capilar al día. Otras de las razones es el precio, ya que el gobierno turco para motivar el turismo y posicionarse como destino turístico de salud, subvenciona gran parte de estas operaciones. Esto, conjuntamente con los bajos costos de los servicios, salarios y alquileres, permite precios muy razonables, pero siempre manteniendo altos estándares de calidad.
Es por esto que los costos de las intervenciones que ofrecemos son muy inferiores a los que se acostumbra encontrar en Argentina, Brasil, Italia o España que son los países con los que trabajamos.
Nuestros precios son cerrados sin sorpresas ni extras. El número de cabellos a implantar no determina el precio de la operación, ya que se cobra por sesión, intentado injertar la mayor cantidad de folículos que el paciente permita trasplantar.